pension

Ayudas para el suministro eléctrico

¿Eres pensionista? ¿Tienes familia numerosa? ¿Estás en paro?

Si entras en alguno de estos colectivos, ten presente que puedes conseguir un descuento para el suministro eléctrico (luz).

Hay muchos usuarios, potenciales beneficiarios, que desconocen el bono social.

¿Qué es el bono social?

Se trata de una medida para favorecer a los colectivos más vulnerables: este bono es una ayuda para pagar la luz. Se concreta en la congelación de la tarifa vigente en el momento de la puesta en marcha de la Tarifa de Ultimo Recurso (TUR) hasta 2012. Como sabes, desde el año pasado existe un sistema en el mercado energético que incluye la Tarifa de Último Recurso, regulada por el Gobierno: es el precio para el suministro obligatorio para “los clientes que no quieren o no pueden buscar otras ofertas en el mercado. Se configura como una tarifa refugio y está reservada para los consumidores que tienen una potencia contratada inferior a 10 KW”, indica la Secretaría de Energía.

¿Qué requisitos pide el Bono Social?

Podrán acogerse cuatro colectivos: a) los clientes domésticos residenciales con una potencia contratada inferior a 3 KW; b) los pensionistas con prestaciones mínimas; c) las familias numerosas y d) los hogares en los que todos sus integrantes se encuentren en situación de desempleo.

¿Cómo lo solicito?

Para los usuarios con contratos de suministro con una potencia contratada inferior a 3 KW su inclusión en el bono social es automática; no obstante, puedes reclamar en la secretaría de Energía o, si no tienes resultados, puedes consultar con nuestros abogados.

El resto de los usuarios deben solicitarlo a su empresa comercializadora, ya sea por correo ordinario, correo electrónico o personalmente en las oficinas de la distribuidora (no de la comercializadora). Lleva documentación para acreditar si eres pensionista, si tienes familia numerosa o si toda tu familia está en paro.

Jubilación y pensión para amas de casa

El trabajo de las amas de casa ha sido reconocido,  por algunas comunidades autónomas, como un empleo propio, que debe tener su contraprestación en dinero.

Es el colectivo de oficio más numeroso del país. En algunos casos, como Valencia, las amas de casa pueden suscribirse de forma voluntaria: deben tener 65 años como mínimo, entre otras condiciones, como asociarse a la Federación de Amas de Casa y Consumidores de la Comunidad Valenciana.

Así, las valencianas reciben entre 30 euros mínimo al mes y 8.000 euros por haber cumplido tareas de hogar.

La Confederación Española de Organizaciones de Amas de Casa, Consumidores y Usuarios (CEACCU) ha pedido, en más de una oportunidad, que el Estado contemple a este colectivo importante y se vea la posibilidad de otorgar una jubilación a quien ha trabajado en su hogar.

Por el momento, no hay política de estado general en España que permita a un ama de casa cobrar una jubilación. La opción es, a los 60 años, si no has cotizado, una pensión de invalidez no contributiva, pero debes cumplir los requisitos de renta (menos de 4598 euros al año) y tener un grado de minusvalía que te impida haber efectuado un trabajo.

Ante cualquier duda, consulta con nuestros asesores sobre jubilaciones.

En relación con el hogar, también te ofrecemos servicios de alta en la Seguridad Social de empleados del hogar.

Jubilación parcial: todavía estás a tiempo

La Ley 40/2007 preveía una posibilidad para quienes, con 65 años de edad y reunieran los requisitos de cotización podían presentarse para acceder a una jubilación parcial sin necesidad de contrato de relevo, en caso de que se le redujera su jornada laboral entre un 25 y un 75 por ciento.

También estaba la posibilidad para dependientes que trabajaran a tiempo completo y tuviesen 61 años: podían acogerse a una pensión de jubilación parcial si acreditaban un contrato de relevo, tenían más de 6 años de antigüedad en la empresa y reunían 30 años previos de cotización.

Sin embargo, el RD Ley 8/2010 de 20 de mayo ha derogado el régimen de esta jubilación y comenzará a regir un nuevo sistema, como lo indica una disposición transitoria II. “El presente Real Decreto-ley elimina el régimen transitorio para la jubilación parcial previsto en la Ley 40/2007. Con esta medida se pone término a la aplicación paulatina y gradual prevista en disposiciones transitorias de la Ley General de la Seguridad Social en relación tanto con el periodo mínimo de cotización exigido para el acceso a la pensión de jubilación como con los diferentes requisitos exigidos para acceder a la modalidad de jubilación parcial”.

No obstante, tenemos una buena nueva: hasta el 31 de diciembre de 2012 habrá ciudadanos que podrán acceder a la jubilación parcial: “aquellos trabajadores que se hayan visto afectados por compromisos adoptados en expedientes de regulación de empleo o por medio de convenios y acuerdos colectivos de empresa aprobados o suscritos, respectivamente, con anterioridad al 25 de mayo de 2010. En cualquier caso se exige que el jubilado parcial cumpla íntegramente el resto de requisitos exigidos en la normativa de la Seguridad Social”, señala el RD 8/2010.

Si tienes alguna consulta, no dudes en asesorarte con nosotros.

Separaciones y divorcios: todo sobre la pensión

Si bien el Instituto Nacional de Estadística (INE) dio a conocer que durante 2009 bajaron la cantidad de demandas por divorcios y separaciones, en el 57,5% de los casos se asignó pensión alimenticia.

Si es tu caso y piensas demandar por pensión alimenticia o bien defenderte de una en tu contra, nos puedes consultar. Aquí te contamos algunas situaciones más comunes:

Me separé y quiero arreglar la pensión de manera amistosa con mi ex

Para aquellos cónyuges y/o padres que quieran resolver el pago de una pensión para los niños de una manera no litigiosa, se puede suscribir una transacción o avenimiento de alimentos. Es un arreglo que arma el abogado y que se aprueba judicialmente (no es un contrato “de palabra”). En este sentido, otorga seguridad jurídica a ambas partes. Esta transacción también puede incluir un régimen de visitas para el padre o madre que no vive con los niños.

Este arreglo sirve para quienes deseen separarse pero no tengan planes a corto plazo de divorcio. Es útil como antecedente para un futuro divorcio, por eso te recomendamos que te asesores bien.

No me alcanza la pensión que recibo de mi ex, ¿qué hago?

Pues puedes interponer una demanda por un aumento de la pensión si las circunstancias cambiaron (por ejemplo, entras en paro, aumenta el crédito hipotecario, etc).

¿Cómo se calcula el monto de la pensión alimentaria?

Es un cálculo complejo. Debes conocer tus ingresos anuales y los de tu cónyuge. Si tienes una hipoteca o crédito hipotecario, se descuenta de ese monto. También influye el porcentaje si se trata de un hijo o de más de uno.

Estoy en paro y mi esposo/a se quiere separar…¿qué pensión me corresponde?

Si no tienes hijos, la separación no conllevará pensión alimentaria, pero sí una pensión compensatoria para el cónyuge que no trabaje.

Algunas parejas lo resuelven de mutuo acuerdo, con una futura pensión compensatoria, que se formaliza en mensualidades pactadas. Así evitan ir a juicio. Si no se ponen de acuerdo, puedes interponer una demanda por el tiempo igual a los años que lleves casado. No obstante, lo mejor es que nos consultes (somos especialistas en derecho de familia y en divorcios de mutuo acuerdo), cada caso es particular.

Autónomos: ¿qué protección trae la nueva ley?

Finalmente, se sancionó la protección para los parados autónomos. Aquí te contamos los aspectos más relevantes de la ley.

¿Quiénes acceden a la prestación por paro?

Los que estén inscriptos en Régimen Especial de la Seguridad Social de los Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos, o en el Régimen Especial de la Seguridad Social de los Trabajadores del Mar en las condiciones descritas en el siguiente artículo. Deben estar sin trabajo, de manera definitiva o temporal. Es decir, quienes demuestren que por distintas razones, no tienen manera de continuar su empleo.

Por ejemplo, un autónomo que tenga ejecuciones judiciales por deudas que impliquen al menos el 40% de los ingresos de la actividad del trabajador autónomo correspondientes al ejercicio económico inmediatamente anterior.

Otra situación que puede dar lugar al cobro de la prestación es, por ejemplo, por divorcio o acuerdo de separación matrimonial. Supongamos que tú eres autónomo y trabajas para tu suegro en un negocio o servicio. Al separarte, tu suegro te pide que dejes de ayudar o trabajar con él. En este caso, tú tienes derecho a cobrar el paro, siempre que demuestres ante la justicia los trámites de separación o divorcio.

Otro caso: eres un profesional (por ejemplo, un arquitecto, un programador informático) y trabajas autónomamente. Te contrata una empresa para un proyecto y lo interrumpe antes de cumplirse las condiciones contractuales. En este caso, también te corresponde cobrar el paro, siempre y cuando demuestres que este proyecto era todo lo que tenías como empleo.

Además, recuerda: debes haber cotizado en el régimen autónomo al menos 48 meses antes de cobrar el paro y de esos, 12 meses deben haber sido continuados. No puedes estar en la edad mínima para la pensión de jubilación

¿En qué consiste la prestación?

Cobrarás un paro por 12 meses quienes hayan cotizado más de 48 meses, mientras que el plazo se reducirá a 8 meses para quienes tengan un período de cotización de entre 43 y 47 meses.

Por ejemplo, si tú has cotizado sin interrupciones durante 24 meses (dos años), te corresponderán cuatro meses de paro, cuya cuantía se calcula en función de tu cotización.

¿Qué pasa si soy autónomo y quedo sin empleo mientras estoy de licencia por maternidad?

En este caso, como en los casos de incapacidad temporal o paternidad, el autónomo tiene derecho a disfrutar los beneficios de la prestación por incapacidad temporal (o maternidad o paternidad, según sea), en la misma cuantía que la prestación por cese de actividad, hasta que la misma se extinga en cuyo momento pasará a percibir, siempre que reúna los requisitos legalmente establecidos, la prestación económica por cese de actividad que le corresponda.

¿Y si soy madre/ padre cuando estoy cobrando el paro?

En este caso, siempre que reúnas todos los requisitos de la ley, comienzas a cobrar la prestación correspondiente por maternidad o paternidad. Cuando se extingue esta prestación por maternidad, por ejemplo, volverás a cobrar el paro por autónomo.

Puedes consultar la ley publicada aquí por más consultas.

Si quieres saber las bases mínimas de cotización en el régimen autónomo, puedes chequear esta tabla.

Si necesitas más información, puedes contactar con el equipo de expertos asesores de MAP & Asociados, que te asesorará en materia laboral, fiscal, contable o mercantil.

Prestación por desempleo: cuándo pueden darte la baja

Se conoció que el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, retiró 237.000 prestaciones a parados que rechazaron ofertas de empleo. La noticia, que causó impacto, está dentro de la normativa legal, que prevé suspender el cobro del paro por rechazar una oferta laboral adecuada o no asistir a cursos formativos, entre otros puntos.

Aquí te dejamos otros ítems que debes tener en cuenta si cobras el paro y pretendes mantener esa prestación.

● Verifica el plazo de la prestación: si transcurrió el tiempo estipulado (180 días en los que recibes 426 euros). Hay otros programas para desempleados, pero debes cumplir los requisitos.

● Revisa los trámites en Red Trabaja si empiezas a cotizar como autónomo: si decides emprender un trabajo por cuenta propia puedes capitalizar la prestación. En caso de que firmes un contrato de trabajo fijo discontinuo deberás dejar de percibir el paro.

● Chequea el pasaporte: si viajas al extranjero para trabajar por menos de seis meses, te suspenderán temporalmente la prestación. Si decides quedarte más de seis meses fuera de España, directamente se terminará la prestación.

● Revisa los requisitos sobre jubilación e invalidez: no podras cobrar el paro si cumples con la edad mínima para acceder a la pensión de jubilación. Si cobras una prestación por invalidez, esta es incompatible con la de desempleo (la del paro sustituye la otra).

● Asiste a cursos y a entrevistas laborales: es el caso que mencionamos al inicio de esta nota: si te sancionan por no asistir a cursos formativos, te pueden suspender temporalmente la prestación. Ahora, si tienes tres o cuatro sanciones, te quitarán la prestación.

● Otras cuestiones a tener en cuenta: si te condenan por un delito y vas a prisión, pierdes la prestación. Si comienzas a cobrar la baja médica, igual.

Ante cualquier duda, consulta con nuestros asesores legales.

Impuestos por recibir una herencia

Esta tasa grava los incrementos patrimoniales obtenidos a título lucrativo por personas físicas. Se considera como imponible (es decir, objeto gravable) la adquisición de bienes y derechos por herencia, legado o cualquier otro título sucesorio. O bien todos los bienes que recibas como donación en vida.

Aquí te adelantamos algunos datos, pero no dudes en contactarnos para cualquier duda relativa a herencias, donaciones o impugnaciones.

¿Quiénes deben pagar?

Los herederos, sean donaciones o herencia de los fallecidos, y los beneficiarios de los seguros de vida.

Los bienes gravados deben estar en cualquier parte del territorio español, y no importa donde resida el heredero.

Mi padre falleció y dejó deudas. ¿Qué ocurre con ellas?

En el caso de transmisines por muerte, se pueden deducir de la base imponible las deudas contraídas por el fallecido, siempre “que su existencia se acredite por documento público o por documento privado que reúna los requisitos del articulo 1227 del código civil o se justifique de otro modo la existencia de aquella, salvo las que lo fuesen a favor de los herederos o de los legatarios de parte alícuota y de los cónyuges, ascendientes, descendientes o hermanos de aquellos aunque renuncien a la herencia”, indica el artículo 13 de la ley.

¿Cuánto se paga?

En Cataluña, por ejemplo, se votó hace poco una reducción de la base imponible, para beneficiar a los ciudadanos. Así, se elevaron los mínimos exentos, que pasan de 18.000 a 500.000 euros (más un máximo de 150.000 adicionales) para las herencias entre cónyuges y de 18.000 a 275.000 euros (más un máximo de 125.000 adicionales) para las herencias de padres a hijos.

Se mantiene la bonificación del 95% para la vivienda habitual del difunto, con un límite de 500.000 euros. Además, la tarifa pasa de 16 a 5 tramos y se suprimen los coeficientes multiplicativos para el patrimonio preexistente.

En Madrid también se ha rebajado este impuesto hasta casi desaparecerlo. Ejemplo: un hombre con una base liquidable de 100.000 euros, tras la aplicación de las reducciones por parentesco, pagaría por el Impuesto sobre Sucesiones unos 124 euros, mientras que, anteriormente, sin la existencia de la bonificación en cuota del 99%, hubiera pagado 12.407 euros, según señala la web de la Comunidad.

Si quieres saber más, puedes leer la ley 29/1987, que regula este impuesto, o consulta a tus asesores (fiscal, laboral, mercantil y contable) de confianza.

Conseguir una jubilación parcial o flexible

Se trata de una pensión que compagina la jubilación con un trabajo a tiempo parcial. Este trabajo puede haber comenzado después de percibir la jubilación o de manera simultánea.

Si tienes más de 60 años y estás pensando en cómo será tu retiro, es otra posibilidad, sobre todo antes de que Zapatero eleve la edad legal de jubilación (de 65 a 67 años).

La jubilación parcial o flexible es una pensión no contributiva (PNC): los trámites dependen de los organismos competentes de cada Comunidad Autónoma.

Si cobras esta pensión no puedes cobrar la de invalidez, ni las asistenciales ni los subsidios de garantía de ingresos mínimos.

¿Cómo lo haces?

Para un trabajo en relación en dependencia, se trata de un contrato a tiempo parcial.

La cuantía es una fórmula sobre lo que cobrarás como pensionista a tiempo parcial. Para este año, aquí va la cotización (fíjate donde dice PNC).

¿Cuándo empiezas a cotizar?

Al día siguiente de la entrada en vigor de tu contrato de trabajo parcial.

¿Dónde puedes solicitar esta jubilación u obtener más información? Te dejamos un mapa con los detalles.

Reducción de jornada laboral obligada por la empresa

El Gobierno ha decidido un ajuste en empleos públicos, pensiones y otros puntos. Esta semana se conocerán los detalles de la reforma laboral que prevé Zapatero.

En tanto, traemos este tema para debatir: tienes un trabajo en una firma y la empresa decide reducir tus horas laborales de, por ejemplo, 40 a 25 horas semanales. ¿Puede hacerlo?

Hay condiciones en las que tu empleador puede reducir tu jornada laboral (y por ende, tu salario). Están previstas por la legislación laboral, pero son siempre con la anuencia del trabajador. Es decir, tú debes aceptar esa reducción.

El Estatuto de los Trabajadores avala que cualquier modificación de tus condiciones de trabajo (por ejemplo, si te cambian el horario o el turno) debe ser notificada a ti o al sindicato (en caso de una modificación de carácter colectivo) con antelación.

No estoy conforme con la situación, ¿qué puedo hacer?

1.Recurrir contra la resolución adoptada de no estar de acuerdo con ella.

2. Solicitar su prestación por desempleo ante el Servicio Público de Empleo Estatal.

Es decir: tú puedes considerarte despedido si demuestras que la decisión de la empresa te ha perjudicado.

Así lo dice la legislación: “Si el trabajador resultase perjudicado por la modificación sustancial tendrá derecho a rescindir su contrato y percibir una indemnización de veinte días de salario por año de servicio prorrateándose por meses los períodos inferiores a un año y con un máximo de nueve meses”.

Supongamos que tú quieres mantener tu empleo y la empresa tiene, realmente, problemas económicos: En ese caso, la firma debe tramitar un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) ante la autoridad laboral y esperar a su resolución.

Recuerda: esta situación es completamente distinta a la reducción voluntaria de jornada.

Si quieres más información, revisa esta guía del Ministerio de Trabajo.

Estamos a tu disposición si necesitas ayuda laboral o jurídica.

Bienes inembargables: sácate las dudas

¿Tienes deudas y no puedes coger crédito? ¿Tienes una hipoteca y el banco no te permite refinanciar el pago? A muchas personas como tú les cae un embargo y comienzan las pesadillas.

Conviene, no obstante, que conozcas qué cosas pueden embargarte y cuáles estarán a salvo.

Los bienes inembargables están regulados en los artículos 605 a 612 de la nueva Ley de Enjuiciamiento Civil.

Así, por ejemplo, lo primero que suele perder una persona morosa es la vivienda y el salario. También se le niega el crédito financiero.

En cuanto a las prestaciones contributivas, pensiones y los subsidios por desempleo, sólo pueden ser embargadas cuando un juez lo autorice. Esto puede demorar un poco más. El detalle es que no son objetos de embargo las prestaciones contributivas o ayudas por debajo del salario mínimo interprofesional o SMI (unos 624 euros al mes).

Tampoco pueden llevarse tu ropa, alimentos y útiles del hogar. Lo mismo ocurre con los libros y herramientas que están destinados a la actividad profesional.

Algunas excepciones

Pensiones alimenticias: en esta ocasión, la valoración del SMI no es igual y pueden embargarte igual. La manera de efectuar el embargo de la nómina varía en función de la edad de tus niños y la situación conyugal. En este caso, conviene consultar a especialistas dado que cada caso es diferente.

Quita de puntos del carné de conducir: sí, incluso perder todos tus puntos puede lograr el embargo de tu nómina, ya que el Estado considera que eres moroso por todas las multas acumuladas por infracciones y avala el embargo.

En los casos de los autónomos, su vivienda, coche y cuenta bancaria también pueden ser embargados. Como no tiene un “salario” pago por una empresa, una autoridad judicial puede pedir que se retengan los rendimientos por la actividad que ejerce. Esto implica que, por ejemplo, si se trata de un arquitecto que trabaja autónomamente para varias firmas, el juez puede pedir el embargo del total, esto es, por todo lo que ha facturado.

Miguel Ángel Pérez Villegas


Miguel Ángel Pérez es Abogado en ejercicio del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid, Graduado Social en ejercicio del Ilustre Colegio de Graduados Sociales de Madrid, y Técnico Superior en Prevención de Riesgos Laborales en la especialidad de Seguridad en el Trabajo.

Como Director del despacho MAP & ASOCIADOS, asesora a empresas, particulares, e instituciones, ya que cuenta con una amplia experiencia en el Derecho Civil, Laboral, Mercantil y Fiscal, a la vez que en todo lo relativo a Tráfico y Responsabilidad Civil, así como en el ámbito societario, financiero y del mercado de valores. Interviene en fusiones, adquisiciones, y financiación de proyectos, aconsejando a la par en planificaciones fiscales. Además media en el asesoramiento y constitución de sociedades deportivas, así como de clubes tanto elementales como básicos de ámbito deportivo.

Miguel Ángel Pérez desde MAP & ASOCIADOS, pone al servicio de sus clientes la experiencia y capacidad de los profesionales que componen su plantilla (Abogados, Graduados Sociales, Economistas, etc.), proporcionando un trato meticuloso tanto en el área dedicada a la Empresa en lo relativo a la consultoría fiscal, laboral, contable, etc. así como en el ámbito jurídico en cualquiera de las Áreas del Derecho, contando con expertos Economistas y Abogados colegiados.
Etiquetas

Articulos por meses