indemnización

Despido objetivo: los cambios de la reforma laboral

Ahora que la Comisión de Trabajo del Congreso ha aprobado la reforma con enmiendas, hay novedades en las causas que justifican el despido objetivo.

Según los sindicatos, estas enmiendas “acaban con la democracia en las empresas, aumentando el poder unilateral del empresario y dejando al trabajador sin garantías ni tutelas”, según el secretario general de CCOO de Cataluña, Joan Carles Gallegos a la agencia Europa Press.

Por ejemplo: un trabajador percibirá una indemnización de 20 días (mucho menos) por año trabajado cuando las empresas atraviesen una “situación económica negativa”. Es decir, si tu compañía expresa pérdidas “actuales o previstas”, podría ser causa de tu despido.

También se aprobaron reformas en el absentismo laboral. Podrán dejarte sin empleo si faltas al trabajo de manera intermitente, aún justificada, que represente el 20% de días hábiles en dos meses consecutivos o el 25% en cuatro meses discontinuos dentro de un periodo de un año, en tanto que el absentismo de la plantilla sea superior al 3%.

Otra de las enmiendas contempla más poder para los inspectores de Seguridad Social sobre las personas con incapacidad temporal. Estos inspectores podrán podrán emitir un alta médica y serán los únicos que emitirán una nueva baja médica si la incapacidad ocurre en un plazo de 180 días siguientes y deriva de la misma o parecida enfermedad. Es decir, los inspectores decidirán si te corresponde extender la licencia por incapacidad temporal o si debes volver al trabajo.

Si tiene cualquier duda o necesita asesoramiento laboral, fiscal, contable o mercantil, contacte con nuestro equipo de consultores-asesores.

¿El Estado te debe dinero? Te asesoramos sobre los contratos

Si eres contratista, tienes una empresa y haces trabajos o servicios para tu cliente estatal, podrás percibir una indemnización.

Según la ley 30/2007, que especifica los contratos con el sector público, si el ente estatal se demora en abonarte lo estipulado, deberá repararte con el 10% del coste de tu inversión, según un artículo del diario ABC.

Esta ley, que puedes consultar aquí, regula los pagos de Contratos del Sector Público, así como las realizadas entre los contratistas principales y sus proveedores y subcontratistas.

Supongamos que una sociedad pública (como la de Alquiler) contrata tu empresa para hacer una obra, por ejemplo, construir. Tú subcontratas otra empresa especializada para proveer, en ese tiempo, determinado servicio. Si el plazo se extiende, el Estado deberá indemnizarte a ti y a la empresa subcontratada, siempre que el retraso se deba al deudor y no a tu compañía.

Según la ley, el plazo de pago que debería cumplirse es el siguiente:

a) Sesenta días después de la fecha de recepción de las mercancías o prestación de los servicios. Este plazo de pago no podrá ser ampliado por acuerdo entre las partes.

b) Si el deudor recibe la factura o la solicitud de pago equivalente antes que los bienes o servicios, sesenta días después de la entrega de los bienes o de la prestación de los servicios.

“Cuando el deudor incurra en mora, el acreedor tendrá derecho a reclamar al deudor una indemnización por todos los costes de cobro debidamente acreditados que haya sufrido a causa de la mora de éste. En la determinación de estos costes de cobro se aplicarán los principios de transparencia y proporcionalidad respecto a la deuda principal. La indemnización no podrá superar, en ningún caso, el 15 por ciento de la cuantía de la deuda, excepto en los casos en que la deuda no supere los 30.000 euros en los que el límite de la indemnización estará constituido por el importe de la deuda de que se trate”, señala la normativa.

Si tienes dudas sobre algún contrato que hayas firmado con alguna sociedad estatal, puedes recurrir a nuestros asesores.

Llegar tarde al trabajo por paro del Metro

Los trabajadores de Metro de Madrid volvieron a votar más paros en el servicio del suburbano, previstos para esta semana, según han dicho, respetando los servicios mínimos, estipulados en un 50%.

El primer paro del Metro dejó a dos millones de usuarios sin viajar. Muchas personas debieron tomarse otro transporte porque, en aquella vez, no se cumplió con los servicios mínimos.

¿Qué es esto?

Se trata de una condición del derecho a huelga e incumplirla puede resultar en repercusiones penales.

La Constitución, la ley máxima, reconoce el derecho de todos los trabajadores a la huelga pero en su artículo 28 establece limitaciones, al indicar que deben establecerse las garantías necesarias para asegurar que se mantengan los servicios esenciales para la comunidad.

Hubo reales decretos que garantizaban los servicios mínimos en puertos, aeropuertos y hasta servicios penitenciarios, más allá de la huelga o no. Fueron derogados algunos.

¿Qué pasa si llego tarde a mi trabajo por la huelga del Metro?

Primero averigua con la empresa de transporte si se están cumpliendo los servicios mínimos. Segundo, si están dentro de este marco, pide una constancia a la empresa Metro de tu retraso.

Con esa constancia puedes demostrar que hubo fuerza mayor para tu retraso o llegada tarde. No obstante, la empresa puede igual reprenderte con una amonestación o sanción leve (suspensión de hasta dos días).

En caso de ausencias reiteradas el empleador podría intentar un despido disciplinario. Por lo tanto, te sugerimos que consultes a un experto.

Me han echado, ¿qué debo hacer?

Si te han despedido, lee esta nota donde hablamos de despido procedente, improcedente, nulo y de cuánto dinero te corresponderá en tu indemnización.

Si bien el Gobierno estudia una reforma para ampliar las condiciones de un despido barato (de 33 días de salario por año trabajado en vez de 45), todavía rige el artículo 56 del Estatuto de los Trabajadores, que indica que, si te echan sin causa, deben pagarte una indemnización de 45 días de sueldo por cada año trabajado, con prorrateo de meses y días, hasta un límite de 42 mensualidades.

¿Cuándo es improcedente?

Cuando no hay causas objetivas que justifiquen el despido: en estos casos, el empleador puede optar por echarte, pero pagando lo que dice el Estatuto. O puede reincorporarte. Esta decisión debe hacerla en un plazo de cinco días tras conocer la sentencia sobre el despido.

¿Cuándo es nulo?

“Será nulo el despido que tenga por móvil algunas de las causas de discriminación prohibidas en la Constitución o en la Ley, o bien se produzca con violación de derechos fundamentales y libertades públicas del trabajador”, señala el Estatuto.

Por ejemplo, si estás embarazada o si estás gozando de una licencia por de paternidad.

Me dicen que me han despedido: ¿qué hago?

El empresario debe comunicarte por escrito su rescisión de contrato. Tú debes firmar y poner al lado de tu firma “no conforme”, en caso de que no estés de acuerdo. Si no te lo comunica por escrito (o, por ejemplo, omite decir por qué te está despididiendo), la justicia puede considerar que el despido es nulo y obligar al empleador a readmitirte.

Si el empresario cumple con los requisitos de comunicártelo como corresponde, recuerda asesorarte con un abogado laboralista para conocer la cuantía de tu finiquito.

He llegado tarde varias veces al trabajo ¿es improcedente mi despido?

No; la inasistencia o llegada tarde reiterada puede dar lugar a apercibimientos y sanciones , aunque el despido es la última instancia. No obstante, el jefe puede alegar estas condiciones para efectuar un despido procedente.

Trabajo bajo un “contrato para fomento de contratación indefinida” ¿qué indemnización me corresponde?

Estos tipos de contratos fueron previstos para impulsar el empleo en jóvenes, discapacitados, mayores de 45 años y parados que llevan más de 6 meses sin ocupación.

En este tipo de contrato, la indemnización por despido improcedente es de 33 días de salario por año de servicio.

En efecto, Zapatero evalúa extender el uso de este despido barato (de 33 días de sueldo por año de trabajo) a otros colectivos que hoy perciben la indemnización general (45 días).

Tengo un trabajo con un contrato temporal ¿qué cuántía recibiré?

Podrás recibir una indemnización a 8 días de salario por cada año de servicio, o la establecida, en su caso, en la normativa específica que sea de aplicación, salvo si es un contrato de interinidad o en prácticas. Esto aplica tanto para contratos de tiempo completo como parciales.

Podemos asesorarte sobre cualquier asunto laboral, desde despidos, hasta alta en la S.S. de empleados del hogar.

Reducción de jornada laboral obligada por la empresa

El Gobierno ha decidido un ajuste en empleos públicos, pensiones y otros puntos. Esta semana se conocerán los detalles de la reforma laboral que prevé Zapatero.

En tanto, traemos este tema para debatir: tienes un trabajo en una firma y la empresa decide reducir tus horas laborales de, por ejemplo, 40 a 25 horas semanales. ¿Puede hacerlo?

Hay condiciones en las que tu empleador puede reducir tu jornada laboral (y por ende, tu salario). Están previstas por la legislación laboral, pero son siempre con la anuencia del trabajador. Es decir, tú debes aceptar esa reducción.

El Estatuto de los Trabajadores avala que cualquier modificación de tus condiciones de trabajo (por ejemplo, si te cambian el horario o el turno) debe ser notificada a ti o al sindicato (en caso de una modificación de carácter colectivo) con antelación.

No estoy conforme con la situación, ¿qué puedo hacer?

1.Recurrir contra la resolución adoptada de no estar de acuerdo con ella.

2. Solicitar su prestación por desempleo ante el Servicio Público de Empleo Estatal.

Es decir: tú puedes considerarte despedido si demuestras que la decisión de la empresa te ha perjudicado.

Así lo dice la legislación: “Si el trabajador resultase perjudicado por la modificación sustancial tendrá derecho a rescindir su contrato y percibir una indemnización de veinte días de salario por año de servicio prorrateándose por meses los períodos inferiores a un año y con un máximo de nueve meses”.

Supongamos que tú quieres mantener tu empleo y la empresa tiene, realmente, problemas económicos: En ese caso, la firma debe tramitar un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) ante la autoridad laboral y esperar a su resolución.

Recuerda: esta situación es completamente distinta a la reducción voluntaria de jornada.

Si quieres más información, revisa esta guía del Ministerio de Trabajo.

Estamos a tu disposición si necesitas ayuda laboral o jurídica.

Vuelo cancelado: qué debes hacer

La erupción de un volcán en Islandia trastornó los viajes entre varios países europeos. En efecto, unos 500 vuelos desde España hacia el norte de Europa fueron cancelados este jueves.

Hemos hablado aquí sobre los pasajeros perjudicados con cancelaciones y demoras, si bien, en algunos casos como éste (de desastres naturales), disminuye la posibilidad de reclamación. De todos modos, te invitamos a leer este viejo post sobre cómo y qué reclamar a tu aerolínea.

En tanto, en este link te dejamos una opción para revisar el estado de tu vuelo.

Y algunos consejos más:

-Si tu vuelo tiene conexión con otra aerolínea, chequea con ambas empresas. Puede que una haya cancelado el tramo correspondiente y la otra no, por lo que, a ojos de la segunda aerolínea, tú estarás ausente del viaje y perderás la posibilidad de reembolso de billete.

-Si has llegado al aeropuerto y, por esas casualidades de la vida, has pasado ya por el check in, guarda el boarding pass. Es tu documentación para luego intentar reclamar a la aerolínea una “compensación”.

Indemnización por despido: ¿debes cotizar?

Hacienda ha decidido hacer más ameno el pago fiscal para aquellos trabajadores que, encima que han quedado sin empleo, debían pagar un porcentaje de su indemnización.

Pues bien, ya se trate de un despido improcedente o de un despido por causas económicas, organizativas o de producción, el contribuyente debía pagar hasta 20 días de salario por año de servicio, con un máximo de 12 mensualidades.

Ahora, aquellos trabajadores despedidos que perciban una indemnización, deberán cotizar luego la parte excedente de 45 días de salario por año de servicio, con un máximo de 42 mensualidades.

Esto quiere decir que están exentas las cuantías percibidas hasta un límite de 45 días por año de servicio, con el límite de 42 mensualidades.

La indemnización de un despido consecuencia de un expediente de regulación de empleo (ERE) se equipara, fiscalmente, a la indemnización por un despido improcedente.

En síntesis: tanto en un ERE como en caso de despidos por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción( previstas en el artículo 52.c del Estatuto de los Trabajadores), los trabajadores quedarán exentos de pagar a Hacienda todos los montos que superen esos 45 días de salario por año trabajado. Luego deberán declararlos. Esta exención afecta a las indemnizaciones también percibidas por cese voluntario del trabajador si se prueba que sufrió una modificación sustancial de sus condiciones de trabajo o se le dejó de pagar el sueldo.

En MAP & Asociados, podemos asesorarte en temas laborales o defender tus derechos en cualquier campo jurídico, como por ejemplo, en la reclamación de indemnizaciones por accidentes de tráfico.

Demandas a aerolíneas por dejarte sin tu viaje

Es frecuente escuchar que Iberia dejó plantados miles de pasajeros en un aeropuerto por razones climáticas. O que otra aerolínea dejó varias horas de espera por cuestiones mecánicas o técnicas de los aviones.

Los pasajeros pueden reclamar si sus vuelos se retrasaron (Gentiliza Lars Plougmann- lic. CC)

Los pasajeros pueden reclamar si sus vuelos se retrasaron (Gentiliza Lars Plougmann- lic. CC)

Muchas veces, los pasajeros se quejan de las demoras y retrasos de las aerolíneas.

En todos estos casos, ¿puedes tú demandar a la empresa de aviación? No siempre te conviene. Vamos a ver algunos ejemplos:

Retrasos o demoras en vuelos: tú tienes derecho a exigir que si la aerolínea tiene un retraso de más de 4 horas, te brinden viáticos (bebidas, comidas y alojamiento). No obstante, la jurisprudencia ha mostrado que a veces los jueces otorgan una cuantificación irrisoria a los afectados.

De hecho, hay cláusulas que limitan la responsabilidad de la aerolínea. Una de ellas establece que la compañía está obligada a “esforzarse todo lo posible en actuar con diligencia” en el transporte aéreo. Si tú quieres más puntualidad, tendrás que acudir a un abogado y armar una demanda por daños morales, materiales. Es decir, deberás probar que aunque el transportista ha hecho todo lo posible para llevarte, tú te has damnificado. Y debes demostrar la cuantía de ese daño.

De hecho, el transportista aéreo tiene limitada su responsabilidad máxima a 5.063 euros por pasajero. Pero como hemos dicho, el pasajero debe probar que ha sido dañado y el monto de ese daño.

Entre tanto, si el retraso es de 5 horas o más, todos los pasajeros tendrán derecho al reembolso -en 7 días- del precio del billete, correspondiente a la parte del viaje no efectuada. Si te dicen que saldrás en viaje al día siguiente, la aerolínea deberá pagarte un alojamiento en hotel y transporte, según la normativa comunitaria 261/2004.

Aquí tienes una sentencia de un juez comunitario contra Air France por negarse a compensar a unos pasajeros, que sufrieron 22 horas de demora.

Cancelación de vuelo: aquí es más difícil el reclamo. La normativa indica que “un transportista aéreo encargado de efectuar un vuelo no está obligado a pagar una compensación conforme al artículo 7 si puede probar que la cancelación se debe a circunstancias extraordinarias que no podrían haberse evitado incluso si se hubieran tomado todas las medidas razonables”.

La nieve, hielo o lluvia intensa es una cuestión extraordinaria y externa al transportista. Te recomendamos estudiar con tu abogado esta reclamación.

En este y otros casos de cancelación, la empresa debe ofrecer asistencia a los pasajeros de un transporte alternativo, el reembolso en una semana del billete, un vuelo de vuelta al primer punto de partida lo más rápidamente posible, entre otras opciones (Artículo 8 del Reglamento CE 261/2004.

Sobreventa de billetes (overbooking): también se la conoce como denegación de embarque. Ocurre cuando hay más personas que asientos dentro del avión.

Cuidado, porque es lícita aunque fastidiosa para los pasajeros. En este caso, la demanda es viable pero peligrosa. Adquirir un billete de avión no asegura el lugar en el vuelo: el derecho al asiento es la tarjeta de embarque. En principio, la empresa deberá ofrecer que los pasajeros decidan postergar su vuelo voluntariamente.

El transportista aéreo sólo puede denegar el embarque a un pasajero contra su voluntad si no consigue los voluntarios para liberar las plazas.

Si esto ocurre, deben indemnizarte: son 250 euros para viajes de hasta 1.500 km y 400 euros para los comprendidos entre 1.500 km y 3.500 km. Si tu viaje era a más de 3.500 km, son 600 euros. Además de la indemnización, la compañía aérea tiene que ofrecerte elegir entre devolver el dinero de billete + un regreso a tu origen o un vuelo alternativo para seguir con su viaje.Si tienes que esperar para tomar tu vuelo, además pagarán hotel, comidas y traslados.

Si quieres saber más sobre el asunto, la Asociación de Consumidores y Usuarios del Transporte Aéreo y Viajes Combinados (Acutav) puede ayudarte.

En MAP & Asociados somos especialistas en reclamaciones ante administraciones o empresas, desde demandas a aerolíneas, hasta reclamación de preferentes.

Más parados en octubre

Los nuevos datos que mostró el Ministerio de Trabajo señalaron que los despidos siguen en aumento y que durante octubre el porcentaje de desempleados creció un 2,6% respecto del mes anterior.

Los Servicios Públicos de Empleo del conjunto de las Comunidades Autónomas registraron un incremento de 98.906 desempleados. Así, el paro registrado llega a 3.808.353 personas en España.

En comparación con el mismo mes de 2008, la desocupación o desempleo creció un 35,1%.

Si te han despedido sin motivos o razones y quieres conocer los montos de la indemnización que te corresponde, puedes consultar a tu abogado y asesores de confianza.

Seguro de crédito: un respaldo para tu empresa

Como cualquier seguro, el seguro de crédito permite a una empresa, sea grande, pyme o una microempresa cubrirse las espaldas cuando un cliente o comprador no paga.

Este seguro, contemplado en la ley 50/1980, implica que si vendes bienes o servicios a crédito, tendrás una garantía externa que responderá en caso de que tu cliente se declare insolvente y no te pague.

Esta modalidad implica que “el asegurador se obliga, dentro de los límites establecidos por la ley y el contrato, a indemnizar al asegurado las pérdidas finales que experimente a consecuencia de la insolvencia definitiva de sus deudores”.

Algunas características de este seguro que te pueden interesar:

• La compañía aseguradora que cubre la operación indemnizará a tu empresa en base a un porcentaje establecido previamente, que figurará en el contrato.

• Hay variantes: el seguro de crédito que ofrecen hoy las aseguradoras puede incluir: prevención, cobertura, indemnización y recobro.

• La aseguradora se ocupa, mediante bases de datos, de estimar la solvencia de miles de compañías en el mundo, por lo tanto, fija un límite de crédito para las compañías. Ten presente este punto para saber cuánto te cubrirá a ti en caso de que tu empresa cierre negocios con una compañía ranqueada como mala pagadora.

• Toda la batería de trámites de recobro de la deuda la gestiona la aseguradora. Al menos te evitas perseguir a tus deudores.

• Es una buena opción si quieres controlar tus riesgos comerciales

• Este seguro comprende, además de las insolvencias en general, a los créditos hipotecarios y créditos agrícolas.

• Se trata de un seguro flexible: en este sentido, se puede adaptar tanto a una compañía grande como a una pyme.

Asesórate antes de firmar un contrato de este tipo con una aseguradora. Cuenta con nuestros asesores que te guiarán ante cualquier duda o proceso jurídico que tú o tu empresa necesitéis solventar.

Miguel Ángel Pérez Villegas


Miguel Ángel Pérez es Abogado en ejercicio del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid, Graduado Social en ejercicio del Ilustre Colegio de Graduados Sociales de Madrid, y Técnico Superior en Prevención de Riesgos Laborales en la especialidad de Seguridad en el Trabajo.

Como Director del despacho MAP & ASOCIADOS, asesora a empresas, particulares, e instituciones, ya que cuenta con una amplia experiencia en el Derecho Civil, Laboral, Mercantil y Fiscal, a la vez que en todo lo relativo a Tráfico y Responsabilidad Civil, así como en el ámbito societario, financiero y del mercado de valores. Interviene en fusiones, adquisiciones, y financiación de proyectos, aconsejando a la par en planificaciones fiscales. Además media en el asesoramiento y constitución de sociedades deportivas, así como de clubes tanto elementales como básicos de ámbito deportivo.

Miguel Ángel Pérez desde MAP & ASOCIADOS, pone al servicio de sus clientes la experiencia y capacidad de los profesionales que componen su plantilla (Abogados, Graduados Sociales, Economistas, etc.), proporcionando un trato meticuloso tanto en el área dedicada a la Empresa en lo relativo a la consultoría fiscal, laboral, contable, etc. así como en el ámbito jurídico en cualquiera de las Áreas del Derecho, contando con expertos Economistas y Abogados colegiados.
Etiquetas

Articulos por meses